''TERELANDIA''

Sep 27

Siempre me había llamado la atención el yoga, más en mi adolescencia. Había escuchado que el yoga mejora tu flexibilidad, tu cuerpo y que era el mejor ejercicio físico que podías realizar, y que artistas famosos practicaban este ‘’deporte’’.

Cuando Yoga apareció en mi vida yo estaba atravesando un proceso personal muy fuerte, y creo que sin el Yoga, habría caído en una depresión muy profunda. Dicen que todo te llega en el momento justo nada antes ni después de tiempo; y en mi vida así apareció el Yoga.

Fue gracias a las insistencias de una amiga de toda la vida que yo al fin decidí probar una clase y el cambio lo sentí de forma inmediata. Absolutamente todo fue mejorando en mi vida, mi cambio de humor, mi amor por la vida, la alegría, la paz, el autoconocimiento y la aceptación de los ritmos de la vida.

Empecé practicando Hatha Yoga, que como es sabido se trabaja en el sol- la luna, lo femenino-masculino, en el equilibrio y la unión de mente cuerpo y espíritu.

Descubrí grandes habilidades que sabía que tenía pero que de alguna forma me daba miedo ver ya que descubrí mi luz interior, la fortaleza y la tenacidad al realizar una asana, sin embargo  también descubrí mi sombra y cuando mi ego me dice  ‘’no puedes hacer esto’’.

Aprendí a tenerme paciencia, a amarme y aceptarme día con día, me permito ser paciente conmigo y me doy amor al consumir alimentos que nutren mi cuerpo e influyen de manera positiva en mi energía.

En realidad el Yoga es una práctica que te transforma, no solo al momento de hacerlo en el tapete, si no que, en tu vida diaria,  poco a poco vas notando los resultados.

Actualmente tengo la oportunidad de impartir clases en Padme Magusha, y agradezco de todo corazón a mi maestra y gurú de Yoga: Karla Gómez Escalante, pues ha sido una gran maestra,  y gran persona que ha confiado en mí incluso cuando yo creía que no podía.

 
 
Mi experiencia dando clases.

He aprendido a exigirme cada vez más ya que es un camino que implica algunos ‘’sacrificios’’ en el sentido  que requiere una entrega total de amor. He aprendido que ser maestra no te hace experta y que es un camino como otros que requiere tiempo, amor, dedicación y perseverancia. Pero sobre todo implica querer hacer las cosas y dar lo mejor de ti a los demás, y eso te lleva a exigirte y querer aprender día con día.

Hace apenas un mes empecé como alumna en Ashtanga Yoga, y nuevamente aprendí que uno nunca deja de aprender.

En ashtanga se lleva a cabo un método fijo, pero debo confesar que me cuestan mucho seguir algunas reglas;  pues soy una persona que cuestiona todo y que valora mucho su propia experiencia, por eso a veces me cuesta un poco seguir ciertas normas; sin embargo en ashtanga pude entender porque todo es tan fijo y ‘’tal cual’’, y nuevamente me surgió el amor a la práctica y la admiración a Pattabhi Jois.

Hoy en día, en lugar de molestarme por empezar mi practica, me dan muchas ganas de seguir aprendiendo pues entendí que definitivamente esta práctica requiere de mucho tiempo, años, incluso una vida entera y aún así creo que no dejaría de seguir aprendiendo y perfeccionando las asanas; y es precisamente eso lo que me motiva a realizar mi practica como si fuera el padre nuestro de todos los días.

En ashtanga todos los días aprendo a escuchar a mi maestra interior, a ir a mi propio ritmo sin ninguna presión, tener más fortaleza interior, tenerme paciencia (que es la base de todo) y a ser más perseverante (que es la clave del éxito). Incluso he aprendido a ser más sincera conmigo, puesto que si me atoro en una asana trato de ver qué situación en mi vida está ocurriendo y que a lo mejor eso afecta.

Definitivamente ashtanga mueve mucha energía interna, pero eso es lo que más me agrada porque significa que estoy trabajando más profundo.

Para concluir te aconsejo que si de verdad sientes el llamado de Yoga rechinar en tu corazón hazle caso a tu voz interior, por experiencia te puedo decir que lo único que puede traer a tu vida son resultados positivos y mucho crecimiento personal. No hay pretextos para no hacer las cosas, en estos tiempos el mundo de verdad merece un cambio, y uno no puede ir por ahí tratando de cambiar el mundo, pero si puedes hacer un cambio en tu propio mundo interior, si todos los seres humanos pensáramos de esta manera la tierra, y nuestro pedacito sería muy diferente. Recuerda que tienes toda la vida para aprender y amar, y definitivamente esta es una gran herramienta que el universo y Dios te ponen en el camino, si de verdad tienes la oportunidad, inténtalo por que solo podrías traer resultados positivos a tu vida diaria.

Y concluyo compartiéndote una frase que me gusta mucho: ‘‘Agradece tu imperfección me dijo un verdadero maestro, si no la tuvieras no podrías tener crecimiento’’


Tb. Ilse Teresita Canto Escalante.Maestra, Bailarina y Alumna en Padme Magusha.

Siempre me había llamado la atención el yoga, más en mi adolescencia. Había escuchado que el yoga mejora tu flexibilidad, tu cuerpo y que era el mejor ejercicio físico que podías realizar, y que artistas famosos practicaban este ‘’deporte’’.
Cuando Yoga apareció en mi vida yo estaba atravesando un proceso personal muy fuerte, y creo que sin el Yoga, habría caído en una depresión muy profunda. Dicen que todo te llega en el momento justo nada antes ni después de tiempo; y en mi vida así apareció el Yoga.
Fue gracias a las insistencias de una amiga de toda la vida que yo al fin decidí probar una clase y el cambio lo sentí de forma inmediata. Absolutamente todo fue mejorando en mi vida, mi cambio de humor, mi amor por la vida, la alegría, la paz, el autoconocimiento y la aceptación de los ritmos de la vida.
Empecé practicando Hatha Yoga, que como es sabido se trabaja en el sol- la luna, lo femenino-masculino, en el equilibrio y la unión de mente cuerpo y espíritu.
Descubrí grandes habilidades que sabía que tenía pero que de alguna forma me daba miedo ver ya que descubrí mi luz interior, la fortaleza y la tenacidad al realizar una asana, sin embargo  también descubrí mi sombra y cuando mi ego me dice  ‘’no puedes hacer esto’’.
Aprendí a tenerme paciencia, a amarme y aceptarme día con día, me permito ser paciente conmigo y me doy amor al consumir alimentos que nutren mi cuerpo e influyen de manera positiva en mi energía.
En realidad el Yoga es una práctica que te transforma, no solo al momento de hacerlo en el tapete, si no que, en tu vida diaria,  poco a poco vas notando los resultados.
Actualmente tengo la oportunidad de impartir clases en Padme Magusha, y agradezco de todo corazón a mi maestra y gurú de Yoga: Karla Gómez Escalante, pues ha sido una gran maestra,  y gran persona que ha confiado en mí incluso cuando yo creía que no podía.
 
 
Mi experiencia dando clases.
He aprendido a exigirme cada vez más ya que es un camino que implica algunos ‘’sacrificios’’ en el sentido  que requiere una entrega total de amor. He aprendido que ser maestra no te hace experta y que es un camino como otros que requiere tiempo, amor, dedicación y perseverancia. Pero sobre todo implica querer hacer las cosas y dar lo mejor de ti a los demás, y eso te lleva a exigirte y querer aprender día con día.
Hace apenas un mes empecé como alumna en Ashtanga Yoga, y nuevamente aprendí que uno nunca deja de aprender.
En ashtanga se lleva a cabo un método fijo, pero debo confesar que me cuestan mucho seguir algunas reglas;  pues soy una persona que cuestiona todo y que valora mucho su propia experiencia, por eso a veces me cuesta un poco seguir ciertas normas; sin embargo en ashtanga pude entender porque todo es tan fijo y ‘’tal cual’’, y nuevamente me surgió el amor a la práctica y la admiración a Pattabhi Jois.
Hoy en día, en lugar de molestarme por empezar mi practica, me dan muchas ganas de seguir aprendiendo pues entendí que definitivamente esta práctica requiere de mucho tiempo, años, incluso una vida entera y aún así creo que no dejaría de seguir aprendiendo y perfeccionando las asanas; y es precisamente eso lo que me motiva a realizar mi practica como si fuera el padre nuestro de todos los días.
En ashtanga todos los días aprendo a escuchar a mi maestra interior, a ir a mi propio ritmo sin ninguna presión, tener más fortaleza interior, tenerme paciencia (que es la base de todo) y a ser más perseverante (que es la clave del éxito). Incluso he aprendido a ser más sincera conmigo, puesto que si me atoro en una asana trato de ver qué situación en mi vida está ocurriendo y que a lo mejor eso afecta.
Definitivamente ashtanga mueve mucha energía interna, pero eso es lo que más me agrada porque significa que estoy trabajando más profundo.
Para concluir te aconsejo que si de verdad sientes el llamado de Yoga rechinar en tu corazón hazle caso a tu voz interior, por experiencia te puedo decir que lo único que puede traer a tu vida son resultados positivos y mucho crecimiento personal. No hay pretextos para no hacer las cosas, en estos tiempos el mundo de verdad merece un cambio, y uno no puede ir por ahí tratando de cambiar el mundo, pero si puedes hacer un cambio en tu propio mundo interior, si todos los seres humanos pensáramos de esta manera la tierra, y nuestro pedacito sería muy diferente. Recuerda que tienes toda la vida para aprender y amar, y definitivamente esta es una gran herramienta que el universo y Dios te ponen en el camino, si de verdad tienes la oportunidad, inténtalo por que solo podrías traer resultados positivos a tu vida diaria.
Y concluyo compartiéndote una frase que me gusta mucho: ‘‘Agradece tu imperfección me dijo un verdadero maestro, si no la tuvieras no podrías tener crecimiento’’
Tb. Ilse Teresita Canto Escalante.
Maestra, Bailarina y Alumna en Padme Magusha.

Ago 14

Te amo tanto que ser feliz sin ties el mejor regalo que te puedo dar.Me amas tanto, que ser feliz sin míes el mejor regalo que me puedas dar.Y en esta felicidad ambos sabemosque esta clase de amor, “nuestro amor”… es intemporal.Que no lo borran otros besos,ni el disfrute de otro amor,ni la aparente ausencia.
Que se reescribe constantementey que siempre en nuestros secretos está presente.Nos vemos en la línea del tiempo, más allá de ti…más allá de mí.-Araceli Castro-

Te amo tanto que ser feliz sin ti
es el mejor regalo que te puedo dar.
Me amas tanto, que ser feliz sin mí
es el mejor regalo que me puedas dar.
Y en esta felicidad ambos sabemos
que esta clase de amor, “nuestro amor”… es intemporal.
Que no lo borran otros besos,
ni el disfrute de otro amor,
ni la aparente ausencia.

Que se reescribe constantemente
y que siempre en nuestros secretos está presente.
Nos vemos en la línea del tiempo, más allá de ti…más allá de mí.
-Araceli Castro-

Jul 20

“Mereces un amor que te quiera despeinada, con todo y las razones que te levantan de prisa, con todo y los demonios que no te dejan dormir. Mereces un amor que te haga sentir segura, que pueda comerse al mundo si camina de tu mano, que sienta que tus abrazos van perfectos con su piel. Mereces un amor que quiera bailar contigo, que visite el paraíso cada que mira tus ojos, y que no se aburra nunca de leer tus expresiones. Mereces un amor que te escuche cuando cantas, que te apoye en tus ridículos, que respete que eres libre, que te acompañe en tu vuelo, que no le asuste caer. Mereces un amor que se lleve las mentiras, que te traiga la ilusión, el café y la poesía.”— Estefanía Mitre

“Mereces un amor que te quiera despeinada, con todo y las razones que te levantan de prisa, con todo y los demonios que no te dejan dormir. Mereces un amor que te haga sentir segura, que pueda comerse al mundo si camina de tu mano, que sienta que tus abrazos van perfectos con su piel. Mereces un amor que quiera bailar contigo, que visite el paraíso cada que mira tus ojos, y que no se aburra nunca de leer tus expresiones. Mereces un amor que te escuche cuando cantas, que te apoye en tus ridículos, que respete que eres libre, que te acompañe en tu vuelo, que no le asuste caer. Mereces un amor que se lleve las mentiras, que te traiga la ilusión, el café y la poesía.”

— Estefanía Mitre




Te atravesaste. Saliste de la seguridad conmovedora de tu propia conciencia mágica, cruzaste los arco iris de nuestra memoria estelar y llegaste para mostrarme todo el pasado, todo el presente y todo el futuro que guardan las almas buenas. Llegaste a mi universo para aprender. Para aprender que tenés que sanar tu vida y brillar.

Te atravesaste. Saliste de la seguridad conmovedora de tu propia conciencia mágica, cruzaste los arco iris de nuestra memoria estelar y llegaste para mostrarme todo el pasado, todo el presente y todo el futuro que guardan las almas buenas. Llegaste a mi universo para aprender. Para aprender que tenés que sanar tu vida y brillar.

Seguía atada a ti, bajo el hilo rojo del destino, eras mi destino, pero no podía seguir, cada día te alejabas cada vez mas y el nudo me apretaba al punto de cortarme la respiración, Y entonces, creí que ya era hora de cortarlo… Ese hilo que nos unía, cada vez tenia mas nudos, se tensaba y enredaba cada vez mas… Sabía que por mi bien, debía hacerlo y cortarlo de una vez, no podía seguir sufriendo ya no, tu le pusiste tres puntos suspensivos a esto pero tuve que borrarle dos, Adiós querido destino, te echare de menos.

Seguía atada a ti, bajo el hilo rojo del destino, eras mi destino, pero no podía seguir, cada día te alejabas cada vez mas y el nudo me apretaba al punto de cortarme la respiración, Y entonces, creí que ya era hora de cortarlo… Ese hilo que nos unía, cada vez tenia mas nudos, se tensaba y enredaba cada vez mas… Sabía que por mi bien, debía hacerlo y cortarlo de una vez, no podía seguir sufriendo ya no, tu le pusiste tres puntos suspensivos a esto pero tuve que borrarle dos, Adiós querido destino, te echare de menos.

"Mírate mujer, eres dulce y amarga. Cursi y fuerte cuando es necesario. Valiente porque has amado mucho y aun fallando, aun cayendo has seguido avanzando. Estás loca , pero tu boca sabe sonreír y tu vida siempre es poesía. Eres como la vida misma, suave y áspera, pero siempre enseñas algo, siempre aprendes. Eres como un caballito de Tequila, fuerte si te lo bebes de un trago, pero con un sabor exquisito cuando lo exhalas despacio."—Mercedes Reyes Arteaga .

"Mírate mujer, eres dulce y amarga. Cursi y fuerte cuando es necesario. Valiente porque has amado mucho y aun fallando, aun cayendo has seguido avanzando. Estás loca , pero tu boca sabe sonreír y tu vida siempre es poesía. Eres como la vida misma, suave y áspera, pero siempre enseñas algo, siempre aprendes. Eres como un caballito de Tequila, fuerte si te lo bebes de un trago, pero con un sabor exquisito cuando lo exhalas despacio."

—Mercedes Reyes Arteaga .

Jul 05

dreaming-ofscreaming:

"Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello, de esta manera el dolor quedaría atrapado entre loscabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo; había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los haría llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas. Que no se meta entre tus manos- me decía- porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa.Y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo. Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar cuando el viento del norte pegue con fuerza.Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma del atole.Que no te agarre desprevenida la melancolía mi niña, aun si tienes el corazón roto o los huesos fríos por alguna ausencia. No la dejes meterse en ti con tu cabello suelto, porque fluirá en cascada por los canales que la luna ha trazado entre tu cuerpo. Trenza tu tristeza, decía, siempre trenza tu tristeza…Y mañana que despiertes con el canto del gorrión la encontrarás pálida y desvanecida entre el telar de tu cabello. ” (Paola Klug, La PInche Canela .

dreaming-ofscreaming:

"Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello, de esta manera el dolor quedaría atrapado entre loscabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo; había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los haría llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas. Que no se meta entre tus manos- me decía- porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa.Y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo. Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar cuando el viento del norte pegue con fuerza.
Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma del atole.Que no te agarre desprevenida la melancolía mi niña, aun si tienes el corazón roto o los huesos fríos por alguna ausencia. No la dejes meterse en ti con tu cabello suelto, porque fluirá en cascada por los canales que la luna ha trazado entre tu cuerpo. Trenza tu tristeza, decía, siempre trenza tu tristeza…
Y mañana que despiertes con el canto del gorrión la encontrarás pálida y desvanecida entre el telar de tu cabello. ” (Paola Klug, La PInche Canela .

(vía reverse-reboot)

Jun 25

Hoy mientras estaba haciendo mi presentación para mi examen de titulación mamá regaba el césped por la mañana.
De pronto escuche un grito:
-Ilse!!! ven a ver estas dos mariposas blancas que están revoloteando en el jardín!!!-
Cuando salí a ver efectivamente eran dos mariposas blancas revoloteando en nuestro jardín y jugando entre ellas. En ese momento no pude entender el mensaje que tenían para mi pues estaba estresada.
De pronto mamá prendió la tele y lo dejó en un canal donde un señor tocaba el piano; pero nuevamente yo no prestaba atención, estaba concentrada en lo que tenia que hacer.
Después de un rato mamá dijo: -No me gusta que me recuerden mi pasado, de haber sabido hubiera cambiado el canal.-
yo le pregunté que es lo que la tenia angustiada, y al prestar atención a la canción era una que cantaba mucho mi abuela antes de dormir, de hecho era una canción a la cual ella había inventado una versión ”grosera”. Cuando recordé esto me empecé a reír, y después de un rato entendí que las dos mariposas blancas en mi jardín eran mis abuelos ya trascendidos que vinieron a decirnos que mañana iban a estar presentes en mi examen. Cuando me percaté de esto me dieron muchas ganas de llorar pues mañana termino un ciclo importante en mi vida y empiezo mi camino como mujer.
Tuve una mezcla de sentimientos encontrados por que de verdad pude sentir su prescencia en mi corazón, sobre todo a mi abuela que casi nunca siento. 
Entonces recuerdo que ese es el verdadero amor eterno, el verdadero amor trascendental, ese amor que nunca termina por que está mas allá de esta vida material, de este pasar…

Hoy mientras estaba haciendo mi presentación para mi examen de titulación mamá regaba el césped por la mañana.

De pronto escuche un grito:

-Ilse!!! ven a ver estas dos mariposas blancas que están revoloteando en el jardín!!!-

Cuando salí a ver efectivamente eran dos mariposas blancas revoloteando en nuestro jardín y jugando entre ellas. En ese momento no pude entender el mensaje que tenían para mi pues estaba estresada.

De pronto mamá prendió la tele y lo dejó en un canal donde un señor tocaba el piano; pero nuevamente yo no prestaba atención, estaba concentrada en lo que tenia que hacer.

Después de un rato mamá dijo: -No me gusta que me recuerden mi pasado, de haber sabido hubiera cambiado el canal.-

yo le pregunté que es lo que la tenia angustiada, y al prestar atención a la canción era una que cantaba mucho mi abuela antes de dormir, de hecho era una canción a la cual ella había inventado una versión ”grosera”. Cuando recordé esto me empecé a reír, y después de un rato entendí que las dos mariposas blancas en mi jardín eran mis abuelos ya trascendidos que vinieron a decirnos que mañana iban a estar presentes en mi examen. Cuando me percaté de esto me dieron muchas ganas de llorar pues mañana termino un ciclo importante en mi vida y empiezo mi camino como mujer.

Tuve una mezcla de sentimientos encontrados por que de verdad pude sentir su prescencia en mi corazón, sobre todo a mi abuela que casi nunca siento. 

Entonces recuerdo que ese es el verdadero amor eterno, el verdadero amor trascendental, ese amor que nunca termina por que está mas allá de esta vida material, de este pasar…

Jun 14

[video]

Las hadas prudentes y las hadas necias -

elfabulario:

Cuando las hadas de los árboles vinieron a la tierra, vagaron por montes y valles en busca de morada; unas eran prudentes y otras necias.

Huyeron las primeras de los árboles aislados y solitarios, en medio de los campos labrados, y prefirieron ir a vivir en una espesa selva. Pero las hadas necias…